Hotellacabana.es

Todo sobre viajes, turismo e inmobiliarias en España

¿Conoces el “Efecto Mozart”?. Realidades y Mitos.

chica con audifonos efecto mozart hotellacabana.es

¿Conoces el “Efecto Mozart”?. Realidades y Mitos.

En años recientes se ha vuelto muy popular el llamado “efecto Mozart”, en el cual, al escuchar la música del compositor austriaco, Wolfgang Amadeus Mozart, o la música clásica en general, aumenta la inteligencia y otras capacidades cognitivas, sobre todo durante el desarrollo temprano.

De hecho, fue en la década de los noventa cuando el otorrinolaringólogo e investigador Alfred A. Tomatis publicó el libro “Pourquoi Mozart” (¿Por qué Mozart?)  en el que afirmó que la música de Mozart ayudaba en los casos de depresión de sus pacientes. En palabras sencillas, este concepto establece que la música, especialmente la clásica, resulta terapéutica para las personas e, incluso, puede aumentar sus capacidades intelectuales.

 

Popularización del “Efecto Mozart”.

El efecto Mozart se dio a conocer más por Don Campbell quien popularizó el concepto de Tomatis mediante su libro “The Mozart Effect” (“El efecto Mozart”). Campbell atribuyó a la música de Mozart propiedades beneficiosas “para curar el cuerpo, fortalecer la mente y liberar el espíritu creativo”, como reza el título extendido del libro.

Artículos en los diarios New York Times o Boston Globe también contribuyeron a la actual fama del efecto Mozart. Después de la publicación de toda esta literatura empezó a formarse un negocio en torno a recopilaciones musicales con supuestos beneficios intelectuales, especialmente para niños, dado que Campbell escribió también el libro “El Efecto Mozart para niños”.

hombre jugando ajedrez efecto mozart hotellacabana.es

Investigaciones sobre el efecto Mozart.

Las afirmaciones hechas por Campbell y por los artículos mencionados exageraron claramente las conclusiones del estudio de Rauscher, que encontró sólo pruebas leves de una posible mejora a corto plazo del razonamiento espacial. En ningún sentido se puede extraer de la investigación existente que la música aumente el cociente intelectual, al menos de forma directa. De cualquier manera las personas empezaron a especular en cuanto a qué era exactamente en la música de Mozart que causaba este efecto.

La mayoría de los estudios anteriores solo experimentaban los efectos en el cerebro adulto y no fue hasta el 2006 que una investigación Británica estudió el efecto de la música en ocho mil niños. Tenían que escuchar diez minutos de Mozart o una secuencia de tres canciones de un grupo de música Pop. Sorprendentemente a los niños que escuchaban las canciones Pop les iba mejor en las pruebas que aquellos que escuchaban Mozart. Probando que la preferencia personal podría influenciar de alguna manera.

Escuchar a Mozart o música Pop no hará a sus hijos más inteligentes, pero tampoco les hará daño y quizá se relacionen con el arte de la música. Sin embargo, sí existe una manera de mejorar las habilidades cognitivas a través de la música y es aprender a tocar un instrumento musical. Y aunque no se ha demostrado que escuchar música clásica durante el desarrollo temprano sea necesariamente beneficioso, la práctica de un instrumento musical puede favorecer el bienestar emocional y el desarrollo cognitivo de los niños si ello les motiva y estimula intelectualmente. Algo similar sucede con otras formas de arte y creatividad.

Los comentarios están cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *